Y tu… ¿por qué meditas?